BREAKING BAD: 1ª TEMPORADA

Al fin Walter White y yo nos vimos las caras. Tras mucho tiempo dándonos largas coincidimos en varias maravillosas sesiones que me permitieron descubrir una de las -según dicen- mejores series de todos los tiempos: 'Breaking Bad'


'Breaking Bad', de Vince Gilligan, cuenta la historia de un profesor de química con problemas económicos, Walter White, al que le diagnostican un avanzado cáncer de pulmón. White, ante la perspectiva de un futuro aciago para su familia, decide, junto a Jesse Pinkman, un joven traficante y exalumno, cocinar y vender metanfetaminas.

Lentamente hasta llegar al séptimo episodio, la serie va asentando las bases para lo que espero sea un no parar de peligros y peripecias. Algunos impacientes la tachan de lenta, pero incluso en los momentos más pausados consigue que el espectador se quede pegado a ella.

Se trata de una serie de puro guión. Una clase magistral tras otra de cómo, con un esquema sencillo y sin demasiada complejidad, escribir una buena serie de televisión. No necesita de multitud de personajes o subtramas. Todo -o casi todo- se sustenta en su protagonista y su alocado acompañante, eso sí, con unos variados matices que dan esa riqueza a los personajes.

Imprescindible verla en versión original, los actores -brillantes todos- son el complemento perfecto para esta maravillosa historia. Desde un grandísimo Bryan Cranston en el papel del complejo Walter White -ya fuera de su lejana faceta cómica en 'Malcolm'-, que le ha proporcionado importantes papeles como secundario en importantes películas como 'Drive'; pasando por el carisma de Aaron Paul como Jesse Pinkman; y la actuación de Anna Gunn como, Skyler, la preocupada esposa del protagonista.

Esta pequeña etapa de 7 episodios no es más que el principio. Ni siquiera el final de la temporada es uno de los comunes shocks para engancharte a la siguiente, sino que se trata de un mero punto de partida, en el que todo lo relacionado con los mundos de los protagonistas ha quedado bien arraigado para que, de aquí en adelante, solo haya disfrute.

Pd: el primer capítulo (sobre todo su estructura) ya se usa -lo digo por experiencia propia- como ejemplo en las clases sobre guión de ficción para cine y televisión.

Puntuación: **** (sobre 5)

Twitter: @MMAudiovisuales @feresbec