RETORNADOS

De coproducción española, dirigida por Manuel Carballo y escrita por Hatem Khraiche, 'Retornados' intenta darle otra vuelta de tuerca al género zombie. Con más de drama romántico que de película de terror (muy poco), la interesante premisa de personas infectadas que necesitan una dosis diaria para no convertirse en zombis se queda en eso, en simplemente una buena idea.

La potente escena inicial y los primeros minutos de la película parecen anteceder algo prometedor; un thriller de terror intenso con una cuenta atrás que bien podría mantener al espectador pegado a su butaca, pero no lo hace. El resto no me lo creo. Situaciones inverosímiles, personajes predecibles, un metraje que se hace algo largo pese a sus 98 minutos y un aspecto de telefilm que provoca cierto rechazo.

La idea inicial, a pesar de ser novedosa, tampoco ofrece cosas que no hayamos visto antes en 'Contagio', de Steven Soderbergh, por ejemplo. No hay más que dos o tres escenas con zombis, pero esa no es la pega porque la película no va por esos derroteros. Es más el viaje de una mujer desesperada por salvar a su novio, pensando simplemente en ellos dos y no en el resto de la población, pero en ningún momento llego a empatizar con Kate, la protagonista (Emily Hampshire); aunque sí con Alex, su novio, quien empieza, junto a los demás infectados, a sufrir una persecución más propia de tiempos pasados y mucho peores.

Todo lo referente a los secundarios es previsible y torpemente mostrado, siendo constantes las miradas de "yo voy a ser malo" y los planos de "aquí va a pasar algo", por no contar algunos acontecimientos que son narrados a través de los medios de comunicación (radio, televisión...). Pero lo peor no llega hasta el final, con una decisión arriesgada que -sin quererlo- se acaba tornando en comedia exageradamente negra.

Puntuación: * (sobre 5)

Twitter: @MMAudiovisuales y @feresbec