FROZEN: EL REINO DEL HIELO

La factoría Disney nos vuelve a deleitar -ya no digo sorprender porque no ocurre- con otra gran película de animación. Siguiendo la estela de 'Enredados', 'Frozen: El reino del hielo' ofrece los mismos ingredientes que ya funcionaron con la adaptación de Rapunzel. Esta vez el cuento elegido es La reina de las nieves, que ha sido transformado en un entretenidísimo musical que hará las delicias de toda la familia

Con entretenimiento, humor y la buena música por bandera, Disney vuelve a conseguir una gran película de animación apta para todo tipo de público -aunque más para el infantil que el adulto-. Se trata de una historia trepidante que, mezclada con unas muy buenas canciones, consigue otra vez ese tono desenfadado que tanto nos gustó en 'Enredados'.

Una película que no desmerece frente a los grandes clásicos de la multimillonaria factoría. Un perfecto ejercicio de animación, con un poderío visual tremendo, que se pasa volando entre canción y canción y sus múltiples escenas de acción trepidante. Tiene mucho de historia de princesas, pero huye de esa cursilería, aunque conserva muchas características de otros clásicos archiconocidos.

Los personajes son cercanos y tienen sus defectos y atractivos, haciendo que el viaje con ellos durante toda la película se haga muy llevadero y, por qué no decirlo, placentero.

Alejada del estilo impuesto hace unos años por Dreamworks o la propia compañía de Disney, Pixar, Frozen tiene mucho más de cuento clásico; un encanto especial que en estas fechas viene como anillo al dedo.

Nominaciones a los Oscar: 2 película de animación, canción ('Let It Go').

Puntuación: *** 1/2 (sobre 5)

Twitter: @MMAudiovisuales y @feresbec