IMMORTALS


Inmortals (2011) es una película americana dirigida por el indio Tarsem Singh. El largometraje nos introduce en la mitología griega, donde Teseo ha de detener al rey Hiperión antes de que éste consiga el arco de Epiro y suma al mundo en un caos total. Teseo, con la ayuda de la sacerdotisa Fedra y el esclavo Stavros, deberá cumplir la misión encomendada por Zeus de impedir que el malvado rey libere a los titanes.


Lo primero que hay que decir de esta película es que han tratado la mitología como les ha dado la gana. Teseo es aquí un humilde campesino entrenado desde la infancia por Zeus con la forma corpórea de un anciano. Teseo, según la mitología, fue uno de los reyes helenos encargados de la fundación de Grecia. En la historia le acompaña la sacerdotisa virgen Fedra, en la mitología una princesa que fue raptada por Teseo para casarse con ella. Pero no critico este tratamiento inventado de la mitología, ya que en algunas cosas si que aciertan, aunque cambien muchas veces el modo y la forma. Además, Tarantino también hizo con la historia lo que le salió del mentón en Malditos Bastardos y nadie puso pega alguna.

La estética está muy lograda, mostrando una mezcla entre 300 y Furia de Titanes que proporciona a todas las escenas un halo de fantasía que beneficia mucho a la historia. Todas las situaciones geográficas son demasiado rocambolescas llegando a un barroquismo extremo en el que a veces uno se puede perder. El espectador se maravilla con los colores, las  formas y los ambientes, pero éstos son tan exagerados y retorcidos que muchas veces no es capaz de entenderlos e introducirse en ellos. Fortalezas con formas cuadradas, ciudades incrustadas en acantilados y formas excesivamente geométricas distan mucho de la idea que uno tiene sobre las construcciones de la Grecia antigua. Aunque, quizás, la historia, tan fantasiosa y mitológica, quiera hacernos ver con ese tipo de construcciones que se trata más de un mundo ficticio que de uno real. Hay algo importante que apuntar, y es que por fin el 3D ha merecido la pena. Estaba cansado de asistir a películas en las que el 3D sólo era un reclamo y un mero fin recaudatorio. Véase Harry Potter y las Reliquias de la muerte parte 2, Piratas del Caribe en Mareas Misteriosas o la antes mencionada Furia de Titanes. Chapeau.

En cuanto a las interpretaciones, sinceramente, no es lo que más destaca ni lo que más me importa. Henry Cavill, el próximo Superman, cumple en el papel de héroe griego noble y valiente, luciendo musculitos durante toda la película. Mickey Rourke está cada vez está mas feo, y en su interpretación de Hiperión eso no cambia. El que fuera considerado un sex symbol a finales de los 80's con Nueve semanas y media, hoy en día su físico sólo le capacita para interpretar a monstruos y villanos, lo cual le viene al pelo. La bellísima Freida Pinto pasa sin pena ni gloria en una película donde pone la misma cara cuando está contenta que cuando está triste. Eso sí, podemos apreciar en amplio 3D su bonito trasero, el cual, junto al resto del conjunto, supongo la ha llevado a Hollywood. En cuanto a John Hurt, espero verle más aprovechado en la aclamada El topo.

No se puede analizar esta película como analizaríamos a cualquier otra que tuviera un buen guión o una historia enlazada. Valoremos el film como lo que es: un espectáculo palomitero. Ofrece lo que anuncia, y en su cometido cumple con creces. Inmortals es mejor que Furia de Titanes, lo cual no es mucho decir, pero está por debajo de otras producciones con la mitología griega de trasfondo. Inmortals no es comparable a Alejandro Magno y Troya, y está muy lejos de llegar al nivel de 300, pero para compensar ofrece por vía triple grandes dosis de vísceras, hemoglobina, y luchas a cámara lenta.

Si dejamos de lado los detalles risibles hechos para el endiosamiento del protagonista y algunas situaciones a las que ni siquiera conseguimos encontrarle el sentido y el por qué, nos topamos con una película que, durante dos horas, nos tendrá alucinados frente a la pantalla con un excelente 3D, y con unas muy entretenidas escenas de lucha.

Eso sí, antes de entrar en la sala aparquen su cerebro en la puerta, procuren que no les salpique la sangre, pónganle limpiaparabrisas a sus gafas 3D, y esperen retorcerse en alguna escena desagradable (sólo hombres). La película hará delicias entre el público adolescente preferentemente masculino.

Lo mejor: la estética, las constantes escenas de lucha y (al fin) un muy buen efecto 3D.
Lo peor: que no se puede tomar en serio.

Nota: 5/10


@feresbec @MMAudiovisuales