RESUMEN VERANO 2013

Este verano, como lleva ocurriendo ya desde hace muchos años, ha estado lleno de bombazos comerciales destinados a los grandes públicos. Estos llamados 'blockbusters' salen a la luz con prometedoras premisas, habitualmente atractivas para un amplio espectro de la población, y llegan para hacer caja, pero no siempre atesoran la calidad suficiente como para trascender más allá del mero entretenimiento. Este año ha habido sorpresas, pero también decepciones; grandes películas con muchos millones a la espalda que han tenido diferentes reacciones tanto en el público como en la crítica. En esta entrada analizaré aquellas películas que he tenido el gusto de ver -o no-.



Una vez analizados los primeros estrenos veraniegos, 'Expediente Warren' y 'Guerra Mundial Z', la siguiente en ser visualizada fue 'Ahora me ves'. El hecho de ser una cinta de un grupo magos que cometen robos a gran escala y de tratarse de la típica película con un sorprendente giro al final ya era una premisa más que suficiente para creer que podía tratarse de una grata sorpresa, pero no ha sido tal. El hecho de contar con un excelente y conocidísimo reparto (Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Michael Caine, Morgan Freeman...) no ha sido suficiente para levantar una historia que, por su propia construcción, no genera expectación, sino que avanza con simpleza, sin hacer sentir emoción al espectador. El reparto resulta desaprovechado, y el final, insulso.



En el polo opuesto y con una premisa mucho más simplona está 'Pacific Rim', la última cinta de Guillermo del Toro, donde muestra una enorme habilidad para el género de la ciencia ficción. En manos de otro director, Michael Bay mismamente (director de Transformers, de corte similar), hubiera sido una ensalada de golpes y explosiones, pero del Toro ha sabido crear un producto con sello de identidad propio y con un atractivo suficiente como para disfrutarlo sin sentirnos demasiado tontos. Se trata de un producto liviano y pasajero, pero deja una sensación de satisfacción y de gozo absoluto.



'Elysium', una de las, a priori, propuestas más atractivas del verano por ser una película de Neill Blomkamp, -que triunfó con Distrito 9- y por estar protagonizada por Matt Damon, decepcionó un poco por las altas expectativas generadas durante su proceso de creación. Da gusto ver un producto de ciencia ficción serio, bien tratado y con una técnica impecable, pero tanto la evolución de la historia como su previsible final no terminan de calar y le hace perder varios puntos. A pesar de ello, no deja de ser una buena película cuya meta no es un efímero entretenimiento, sino que tiene un objetivo propio y un mensaje.



Con la crisis de ideas de Hollywood y la falta de confianza para lanzar productos novedosos y arriesgados, últimamente las carteleras están plagadas de segundas, terceras y cuartas partes de películas que triunfaron en su día y que generan mucho dinero debido al tirón que poseen. Muchas de ellas se antojan innecesarias o resultan verdaderos bodrios, pero 'Kick-Ass 2' no ha sido así. La secuela posiblemente más justificada y necesaria del año ha sabido dar continuidad a una genial primera parte que puso el listón muy alto debido a su originalidad, crudeza y un alto grado de sorpresa. En este caso la sorpresa se queda aparte, pero muchos de sus ingredientes se han visto multiplicados: hay más acción, más humor, más personajes extravagantes y, lo más importante, más Hit-Girl. Un entretenimiento notable en un género, el de superhéroes, que cada vez ve menos resquicios para sorprender e innovar.



Por último, Michael Bay ha logrado agradarme sobremanera y sorprenderme con su brutal, incorrecta y satírica 'Dolor y dinero'. No llamó mi atención lo más mínimo cuando leí que Mark Wahlberg y Dwayne Johnson protagonizarían la nueva película de Bay, una comedia que creí estaría llena de tiros, explosiones y situaciones ridículas, pero el director americano ha sacado su vena más genuina y nos brinda una película genial; posiblemente la mayor sorpresa del año y la comedia más bestial de la temporada. Llena de humor negro, crítica al sueño americano, salvajadas a grandes niveles y frases para la posteridad, esta 'Dolor y dinero' se convierte en la mejor película de un hombre acostumbrado a otro tipo de cine.

Por desgracia, el tiempo, la agenda o mi dinero me han impedido ver algunos de los bombazos que han visto la luz este verano como 'Lobezno inmortal' o 'After Earth', dejándome posiblemente alguna en el tintero, pero más o menos esto es lo que ha dado de sí este verano en lo que al cine se refiere. ¡Nos leemos!

Twitter: @MMAudiovisuales y @feresbec